El Milenario Oliba, una oportunidad para disfrutar del sendero combinando naturaleza y cultura

La Asociación Rutas del Románico, un colectivo integrado por los municipios de Manresa, Vic, Ripoll y Sant Joan de les Abadesses y los Consejos Comarcales del Bages, Moianès, Osona y Ripollès, ha iniciado un proyecto artístico para conmemorar el milenario del nombramiento de Oliba como obispo de Vic, que se llevará a cabo en cuatro poblaciones catalanas. El objetivo de la acción también es dar a conocer el Camino Oliba, un sendero de gran recorrido (GR-151) que une Montserrat y los Pirineos y recorre los lugares más representativos del arte románico catalán en la Cataluña interior. Buena parte de este camino transcurre por localidades de las comarcas de Girona.

Los actos para conmemorar el milenio, que tienen como finalidad dar a conocer la vida y obra del conde, abad y obispo Oliba, han comenzado en la Seu de Manresa este mismo mes y también se celebrarán en el monasterio de Santa Maria de l’Estany (18 de agosto), el Monasterio de Sant Joan de les Abadesses (29 de septiembre) y el Palau de la Abadía y la Catedral de Vic (27 de octubre). Durante las acciones artísticas el público circulará a través de los espacios patrimoniales en un descubrimiento poético y simbólico a través de la luz, el sonido, la música, la forma y la palabra. Las músicas de Oliba convivirán con elementos visuales proyectados (mapping, vídeo-arte), danza contemporánea y esculturas de luz, adaptadas a los espacios en cada situación. Las piezas musicales interpretadas son obras catalanas de los siglos XI y XII, compuestas o copiadas en los scriptoria promovidos por Oliba, después de un trabajo musicológico de investigación y documentación, interpretadas por músicos especializados en el repertorio medieval de reconocida trayectoria.

Un sendero entre Montserrat y los Pirineos

El Camino Oliba es un sendero de gran recorrido (GR-151) que conecta algunas de las obras más emblemáticas del arte románico catalán. Transcurre entre Montserrat y los Pirineos y pasa por algunas de las ciudades y pueblos con más historia de la Cataluña Vieja, como Manresa, Vic, Ripoll y Sant Joan de les Abadesses. Cruza el paisaje de interior y de media montaña de las comarcas del Bages, Moianès, Osona y el Ripollès en un itinerario poco exigente y rodeado de servicios turísticos y comerciales de gran valor añadido. El Camino Oliba es un auténtico museo en medio de la naturaleza. Es arte, cultura e historia en su esencia, en espacios casi inalterados a lo largo de los tiempos. Es un recorrido por los orígenes de Cataluña, cuando personajes como el conde, obispo y abad Oliba decidieron repoblar y cristianizar estas tierras sembrándolas de iglesias y monasterios.

Toda la información en  www.camioliba.cat.