El humeral de Sant Eudald. Museu Etnogràfic de Ripoll

El 16 de enero de 1980 se procedió a la apertura del relicario de Sant Eudald ante 10 testigos que no esperaban encontrar una pieza tan preciosa y misteriosa como el humeral (*) de Sant Eudald. Lo que tenía que ser una casulla se convirtió en una de las piezas más valiosas del Museu Etnogràfic de Ripoll. Os ofrecemos el relato que hace del descubrimiento Eudald Graells, una de las personas presentes en aquella ocasión y director entonces del Arxiu-Museu Folklòric de Ripoll, actual Museu Etnogràfic. El siguiente artículo se publicó en los Annals del Centre d’Estudis Comarcals del Ripollès 85-86 y tiene como título El humeral de Sant Eudald:

… Este tejido, realmente extraordinario, ha sido de clasificación muy compleja. Se consultaron a especialistas sin conseguir resultados concordantes y, por consiguiente, satisfactorios. El doctor Calvet dijo que se trataba de un tejido árabe de época califal (anterior al 1035). El director del Museu Tèxtil de Terrassa consideró que el tejido procedía de los talleres hispano-árabes de Andalucía (más posible de Almería o de Málaga que de Granada). Se podría datar entre los siglos X y XII.

Los  profesores Joan Vernet y Dudolf Selheimem, del Orientalches Senior de la Universidad de Frankfurt del Main, dijeron que se trata de la imitación de una tela arábiga, quizás hecha en Italia, pero con más probabilidad, oriental. Por lo que respecta a la época, parecen inclinarse por el siglo XII, aunque con interrogantes. El primero en establecer una datación exacta fue el doctor Joan Ainaud de Lasarte, que precisó que se trataba de un tejido granadino de los años 1280-1292, de características iguales a las decoraciones del terno de Sant Valeri o a las del traje del Infante Alfonso, que se conserva en el Museo de Valladolid.

Este tejido precioso, extraordinario, ha sido restaurado en el Museu del Tèxtil i la Indumentària de Barcelona por las señoras María Teresa Alberch y Maria Dolors Gendrau bajo la dirección de la conservadora del museo, señora Rosa M. Martín. Restauración completada con una minuciosidad y competencia admirables; labor que ha sido objeto de muchos elogios.

Después de la restauración, el humeral mide 246 cm de longitud por 73 de anchura. Se divide en tres partes: la central es del tipo de rayas de guarda y oro con decoración geométrica e inscripciones. Entre inscripciones, en letra árabe, en guarda verde esmeralda sobre fondo de oro, se pueden apreciar repetidas, frases de capítulos del Corán que dicen: El poder de Dios es grande – Dios es grande.

Queda desvelar la incógnita de porqué y cuando vino de Granada a Ripoll esta preciosa pieza hispano-arábiga. Dentro de poco se podrá contemplar en nuestro archivo-museo, donde se instalará en las debidas condiciones de seguridad y conservación. Tenemos que hacer constar nuestro agradecimiento a la Junta d’Obra de Sant Eudald y especialmente a su presidente, señor Ramon Sirvent, por su colaboración. Al doctor Manuel Riu, que se percató del valor del tejido y también por el estudio sobre el mismo. A la señora Rosa M. Martín, por sus desvelos en la restauración y en el estudio de la pieza. Al doctor Joan Ainaud de Lasarte, por sus acertadas informaciones.

Actualmente el humeral de Sant Eudald se puede ver en la nueva sede del Museu Etnogràfic de Ripoll donde, después de muchas hipótesis, podemos afirmar su procedencia y datación.

Museu Etnogràfic de Ripoll

Plaça de l’Abat Oliba s/n 17500 Ripoll / Tel. 972 703 144 / museuetnografic@ajripoll.cat

Ficha técnica: Hilo de seda e hilo de oro / Pieza rectangular fabricada en el Reino Nazarí de Granada. Tipo almaizar, dispone de una franja decorativa con inscripción nasjí en ambos extremos. Se supone que fue utilizado como humeral. Procede del interior del relicario de Sant Eudald, patrón de la villa, que se guarda en el monasterio de Ripoll.

(*)Humeral: ornamento litúrgico que el sacerdote se pone sobre los hombros y con los extremos se cubre las manos para coger el cáliz o la custodia al presentarla para la adoración de los fieles o llevarla en procesión.