‘Un mundo ideal’ en el Espai Thyssen de Sant Feliu de Guíxols

El Espai Carmen Thyssen de Sant Feliu de Guíxols presenta hasta el 15 de octubre la exposición Un mundo ideal. De Van Gogh a Gauguin y Vasarely, que reúne una selección de obras de la Colección Carmen Thyseen-Bornemisza con una cronología que se inscribe desde finales del siglo XIX a mediados del siglo XX. Hasta 14 obras de las 45 de artistas catalanes, españoles y europeos de prestigio que se pueden ver en Sant Feliu no han sido nunca expuestas.

La muestra se divide en tres ámbitos a lo largo de las ocho salas del museo: el primero tiene como eje el naturalismo, observando vínculos con aspectos del romanticismo y del realismo; el segundo presenta una mirada analítica sobre el impresionismo y el tercero administra una mirada introspectiva sobre la transfiguración de las vanguardias.

Entre las obras naturalistas destaca el cuadro El molino de agua de Gennep, pintado por Van Gogh en 1884, mientras que el impresionismo está representado por la obra Hoguera junto a una ría, de Gauguin, y entre las obras de vanguardia hay que destacar la presencia de pinturas de artistas como Sunyer, Planells o Vasarely. Pilar Giró, comisaria de la exposición, remarcaba en la presentación de la muestra que lo interesante de la muestra es “el diálogo que se establece entre varios artistas de diferentes estilos, un diálogo entre Pissarro y Regoyos o entre Van Gogh y Urgell“.

Carmen Thyssen-Bornemisza presidió la presentación de la exposición en Sant Feliu y anunció la apertura de un nuevo Museo Thyssen en la localidad gerundense el año 2020 que albergará la colección más importante del mundo de pintura catalana.

Obres: El molino de agua de Gennep (Van Gogh) / Hoguera al lado de una ria (Gauguin) / Los almendros en flor (Regoyos) / Paisaje con pelícano (Joan Llimona) / La huerta en Éragny (Camille Pissarro)