La obra de RCR Arquitectes, dos itinerarios de Pritzker

El estudio RCR Arquitectes, formado por Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramon Vilalta, es actualmente uno de los agentes punteros en la arquitectura a nivel mundial. El año pasado RCR, que ha sido multipremiado, recibió el galardón más relevante en su ámbito, el Premio Pritzker. La sede del estudio RCR está en Olot, en la antigua Fundición Barberí, que ha sido acondicionada siguiendo el espíritu que caracteriza las obras de Aranda, Pigem y Vilalta: una voluntad persistente de integración en el paisaje y un juego constante con los límites del espacio; un intento de “desmaterialización” de la arquitectura. Su estilo colaborativo les da singularidad y relevancia, su huella artística se ha ido extendiendo por todo el mundo, pero es obvio que es en el entorno más cercano en el que encontramos más muestras de su trabajo, que se caracteriza en numerosas ocasiones por la utilización del acero Corten, una clara influencia de la piedra volcánica tan común en la Garrotxa, combinado con el vidrio y el vacío.

La obra de RCR esparcida por ciudades y comarcas fue objeto, en 2015, de la creación de dos de los Itinerarios de arquitectura contemporánea, incluidos en las Rutas Culturales que promueve el Palau Robert de Barcelona y promovidas y difundidas también por Wikilocs. La primera ruta transcurre por las comarcas de Osona, el Ripollès y la Garrotxa, mientras que la segunda ruta reúne obras situadas en el Barcelonès, la Selva, el Gironès y el Baix Empordà.

El primer itinerario

En el caso de la primera ruta, además de las piscinas cubiertas de Taradell y Manlleu y de la guardería Colors, también en Manlleu, la ruta propone visitar el espacio público del teatro La Lira (Ripoll), la bassa de la Vila de la Trincheria (Vall de Bianya), el espacio para el ocio y la cultura (Riudaura) y, ya en Olot, el restaurante les Cols, su carpa y los pabellones, la cantera del Montsacopa, el espacio urbano volcánico, el Espacio Barberí, el pabellón de baño Tossols-Basil, el estadio, instalaciones de atletismo y el pabellón 2 × 1, el parque de Pedra Tosca, la casa Cuca de Llum, el pabellón de acceso a la Fageda d’en Jordà y la guardería El Petit Comte de Besalú. La recomendación es hacer esta ruta en dos jornadas.

Aranda, Pigem y Vilalta, además de crear RCR Lab-A o Laboratorio Barberí, un espacio de laboratorio de arquitectura abierto para desarrollar la investigación y la transversalidad creativas, y la fundación privada RCR Bunka, destinada a estimular socialmente la valoración de la arquitectura y el paisaje, e implícitamente, las artes y la cultura en general, adquirieron a finales del año pasado una masía en la Vall de Bianya, el Mas Vila, que debe ser el punto físico de encuentro de las iniciativas más experimentales, donde se pueda desarrollar la investigación y que esta vaya más allá de la arquitectura e incida en el ámbito del pensamiento. El objetivo es que el Mas Vila sea visitable en el futuro.

La segunda ruta

En cuanto a la segunda ruta propuesta, ésta comienza en Barcelona, ​​donde se puede visitar la biblioteca Sant Antoni-Joan Oliver y residencia de ancianos, la entrada de la Sala Bikini y el edificio de oficinas de la plaza de Europa 31. En el itinerario también encontramos el espacio de sombra Lotus Blau del Hotel Balneario Termes Orion (Santa Coloma de Farners), el pabellón en el Estany (Llagostera), la Facultad de Ciencias Jurídicas de la UdG (Girona), el IES Vilartagues (Sant Feliu de Guíxols), la esfera de la luz, el punto de encuentro del Mas del Vent, el Mas Salvá y las cavas Bell-lloc (Palamós), el parque de la Arbreda (Begur) y el Hotel Albons. Otra ruta que conviene hacer en dos días.