Oficio: el cerero. Museu Etnogràfic de Ripoll

El cerero fabricaba velas, velas y candelas con la cera de las abejas, conocida como cera virgen. Si se fundía y se hacía agrumollar sobre una corriente de agua fría, se obtenía la llamada cera blanca. Para elaborar velas se sumergía repetidamente la mecha en cera fundida, que así se iba solidificando y formaba capas superpuestas. Las velas se hacían con moldes llenados de cera fundida.

Unos y otros eran importantes en el uso doméstico, en un tiempo en que los hogares no disponían de electricidad, pero también en el religioso, ya que llevaban luz a los altares y las capillas, simbolizando la iluminación divina en medio de las tinieblas . También realizaban con cera un tipo de exvotos que tomaban formas diversas, obtenidas con unos moldes especiales.

Un ex voto es un don en ofrenda a una imagen religiosa en cumplimiento de un voto o como testimonio de un beneficio recibido, que consiste en un objeto que se cuelga en los muros o el techo del templo o capilla en que se venera la susodicha imagen. Etimologia: del latín ex voto “del voto”. (Diccionari Català -Valencià -Balear, dirigido por Antoni Ma. Alcover). En el hecho votivo siempre hay un don ofrecido por el devoto al personaje protector. A este personaje sobrenatural se le confían las penas y se espera la ayuda o la intercesión que ningún humano puede ofrecer. Existen diferentes tipos de exvotos como son las ofrendas de plata, esculturas de cera, fotografías y los exvotos pintados o retablos.

Museu Etnogràfic de Ripoll

Plaça de l’Abat Oliba s/n 17500 Ripoll / Tel. 972 703 144 / museuetnografic@ajripoll.cat