La rumba vuelve a los barrios de Girona con la Rumbesca

La alegría, el descaro y una profunda joie de vivre son algunas de las características más evidentes de la rumba catalana, tal y como transmitía uno de sus principales exponentes, Peret, que fue uno de los artistas que popularizó con un éxito abrumador este estilo musical. La Setmana de la Rumba, coorganizada por Girona y Perpinyà, da un paso adelante hacia la consolidación diez años después de su creación y, de entrada, cambia de nombre para llamarse Rumbesca. El objetivo es convertirse en el escaparate nacional de la Rumba Catalana y convertirse también una herramienta de apoyo para la Candidatura de la Rumba en la UNESCO (se puede consultar más información sobre la candidatura en la web candidaturarumba.eu).

El festival, que tiene una vocación claramente territorial y que se celebrará del 3 al 6 de mayo, llevará la Rumba a diferentes barrios de Girona (Taialà-Domeny-Germans Sàbat, Santa Eugènia, Vila Roja, Pla de Palau, Barri Vell y Eixample) y también visitará Quart, Sarrià de Ter-Sant Julià de Ramis. Los artistas Joan Garriga, Arrels de Gracia, El Muchacho y Los Sobrinos y El Cigarrito de Después son algunos de los atractivos de esta edición, mientras que la Orquestra Rumbesca es una de las producciones propias del festival, que pondrá la guinda a la velada más importante del ciclo, la que se celebrará el 5 de mayo a partir de las 5 de la tarde en el Parc del Migdia convertido en Rumbòdrom. La Orquestra Rumbesca completa un cartel que forman Dos Pardalets y Meritxell Cardellach y Txarly Brown.

La organización de Rumbesca también ha programado actividades de carácter familiar y pedagógico, ya que atraer este público es una de las prioridades, por lo que se podrán hacer diferentes talleres en el Espai Marfà -de caja rumbera, de guitarra rumbera y de acordeón diatònico- y un cine forum, además del ya mencionado Rumbòdrom, que está pensado como un espacio familiar rumbero en el Parc del Migdia. El festival, que tiene una profunda vocación popular como lo demuestra el hecho de que de todas las actividades sólo dos conciertos son de pago y con entradas a un precio muy módico, también es a la vez generador de recursos educativos escolares.