Sierra de monasterios, el Romànico a pie en el Ripollès

El Ripollès es tierra de románico, de monasterios y experiencias únicas y esta que os proponemos consiste en conocer paso a paso la Serra Cavallera a través de un itinerario autoguiado de senderismo, que enlaza varios municipios con monasterios románicos. La ruta completa son 65 kilómetros, con inicio y final en Ripoll que, obviamente, se puede hacer en varias jornadas o realizarla por tramos. Es una ruta que os permitirá conocer la naturaleza, el paisaje, la agricultura, la historia y la gastronomía de una zona montañosa que comprende los municipios de CamprodonOgassa y Pardines, con el Puig de Estela (2.013 m) y el Taga (2.040 m) como puntos más altos del recorrido.

Empezaremos en Ripoll, al pie de la portada románica, donde podréis conocer la historia de uno de los monasterios más interesantes del románico catalán. La ruta nos conducirá hasta  Sant Joan de les Abadesses (11 km), siguiendo buena parte de la antigua vía ferroviaria, cruzando tierras de labranza junto al río Ter.

La siguiente jornada, la más larga (19 km) enlazará hasta Llanars, pasando por  Sant Pau de Segúries y Camprodon, adentrándonos en frescos y frondosos hayedos, muy característicos de la zona.

A partir de aquí la ruta asciende por la Serra Cavallera, que ofrece unas vistas privilegiadas siempre siguiendo el antiguo camino ganadero, que nos llevará hasta los altos pastos. Desde lo alto parece que el tiempo se detiene y, con algo de suerte, veremos el vuelo de los buitres y alguna águila real. Esta jornada (14 km) acaba en Sant Martí d’Ogassa, donde al día siguiente podemos retomar la ruta en una etapa circular (7 km) que coronará la cima del Taga, en un ambiente de alta montaña. Por el camino, es probable ver algún rebeco.

La propuesta termina con el retorno desde Sant Martí d’Ogassa hasta Ripoll (13 km), por senderos estrechos de montaña que se adentran en bosques inmensos, torrenteras, hayedos y bosques de pinos.

Como decíamos, es una ruta suficientemente larga y diversificada como para que os la hagáis a vuestra medida, tanto en función del tiempo de que disponéis como de vuestro estado de forma. Sea como sea, la combinación de románico y naturaleza en el Ripollès es una fórmula de turismo activo de éxito asegurado.

Fotos: Raimon Casals, Maria Geli y Pilar Planagumà, Archivo de imágenes PTCBG / Esta es una propuesta del blog Som Actiu-Natura.