Urna cineraria de vidrio azulado. MAC Girona

La colección emporitana del MAC-Girona contiene piezas de vidrio de gran belleza y fragilidad, que transmiten el conocimiento y el dominio de la técnica del vidrio soplado que tenían los artesanos romanos. Entre ellas, este mes destacamos esta urna cineraria de vidrio azulado con asas en forma de M. Específicamente, esta vasija es una ollae ossuariae, porque es el recipiente que contiene los restos incinerados del difunto. Tanto para proteger los restos del finado como el cristal que los acogía, se depositaban dentro de contenedores más sólido hechos de plomo o de cerámica.

Las ollas de asas en M surgen en el siglo I dC. y se siguen utilizando hasta el siglo III dC. Al principio, estas piezas no tenían una finalidad funeraria específica sino que eran ollas de uso doméstico, que se utilizaban como contenedores de provisiones sólidas y líquidas. En algunas fuentes clásicas, se describe como en los banquetes se servían moluscos frescos dentro de vítreis oleis (ollas de vidrio). En cuanto a su procedencia sólo conocemos que proviene de la necrópolis Nofre, situada al oeste de la neapolis de Empúries y de época altoimperial (siglos I-II dC.). Buena parte de estas necrópolis fueron expoliadas desde finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Tenemos poca información sobre el ingreso en el museo de esta pieza, desconocemos quien la donó o quien la vendió, ni en qué año ingresó en el museo ni a qué tumba pertenecía, ni de las piezas que formaban parte de la tumba de donde fue extraída. Sólo podemos decir que ingresó antes del 1944. Este es el mal de los expolios, el hallazgo de piezas para vender sin ninguna información y, lo más grave, la destrucción de la estratigrafía arqueológica, que nunca más podrá ser reconstruida.

Museu d’Arqueologia de Catalunya, Sant Pere de Galligants

Carrer de Santa Llúcia, 8 / 17007 Girona / Tel. 972 20 26 32 / macgirona.cultura@gencat.ca