A la mesa con el tintineo de las campanillas. Casa Masó

En el comedor de la Casa Masó se conserva una lámpara de cobre diseñada por Rafael Masó para la casa familiar. Se trata de una pieza de forma cúbica, calada con cristales circulares en la parte superior y acabada con una visera de la que cuelga un faralá bordado. Si visitáis la casa podréis contemplar el conjunto sobre la mesa, aunque lo que veréis será un facsímil del bordado original. Éste, realizado con un bordado de aplicación, en seda natural, es muy frágil, circunstancia que desaconseja su exposición permanente.

 

 

A pesar de todo, hasta el 20 de mayo tenéis la oportunidad de ver el original en la exposición “De l’amor és lo jardí”: Masó i els teixits (“Del amor es el jardín: Masó y los tejidos”) en la sala de exposiciones de la casa Masó, gracia a la donación que realizó Jordi Masó Bru, hijo del arquitecto, en 2010. Si os acercáis, podréis captar la belleza de las dos pantallas que Masó diseñó para la lámpara. La primera, de 1910, representa al Espíritu Santo con las alas extendidas e incluye una plegaria para bendecir la casa. En la segunda, de 1915, hallamos representadas unas campanillas, símbolo de la esperanza, nombre que por otra parte era el de la esposa de Rafael Masó, que fue autora de los dos bordados.

Los encargos de Rafael Masó a Esperança Bru respondían a la voluntad del arquitecto de convocar la presencia de su mujer en el reducto familiar de padres y hermanos. Al mismo tiempo, él veía materializado su ideal de belleza doméstica de manos de la experta bordadora y la obra se erigía en un recuerdo permanente de aquella presencia y del ambiente sereno que tanto se anhelaba.

Rosa Maria Gil (Técnica de la Fundació Rafael Masó)

Imágenes: Las dos pantallas para la luz del comedor de la Casa Masó. Fotos: Jordi Puig / Fundació Rafael Masó.

Enlace: http://www.rafaelmaso.org/cat/exposicio_fitxa.php?idReg=6305