Càntut o la imprescindible preservación de nuestro patrimonio musical oral tradicional

La sexta edición del Festival Càntut ya está aquí. Del 18 al 20 de noviembre vuelve a Cassà de la Selva uno de los festivales imprescindibles de nuestro país, de aquellos que vale la pena que sea, como es, un éxito de público abrumador, ya que tiene una intencionalidad muy clara y absolutamente loable: recuperar espacios para todas aquellas canciones de la tradición oral de nuestro país, para poder cantarlas, espacios que han desaparecido poco a poco, como el trabajo en la fábrica o en el campo. Se trata de evitar que, con la pérdida de estos espacios, se pierda también todo este patrimonio inmaterial, todo un cancionero que forma parte de la memoria colectiva de cada pueblo. Por ello, el proyecto Cántut de recuperación, preservación, difusión y actualización de este patrimonio promovido por el profesor banyolí Albert Massip, es tan importante para nuestro país y nuestra cultura. La web Càntut, un archivo abierto, colaborativo y dinámico, reúne hasta 1.600 canciones de 200 cantadores y cantadoras que han reunido a noventa cazadores de canciones. El Festival Càntut, producido por Alter Sinergies, pertenece al ámbito de la difusión y actualización del patrimonio, ya que además de los conciertos y actividades programadas, también procura llevar adelante producciones o coproducciones propias.

Un momento de una de las magníficas comidas de cantadores y cantadoras del Càntut. Foto: Alter Sinergies.

Pero es que además de todo esto, asistir al Càntut es toda una experiencia, porque resulta sumamente entretenido, divertido y sorprendente formar parte de las comidas de cantadores y cantadoras, estar entre el público de los conciertos y otras experiencias de este festival que además, como no podía ser de otra forma, tiene una firme vocación popular, lo que explica que el 60% de las actividades y conciertos programados son de entrada gratuita o se realizan en la calle. Este año, el leitmotiv del festival es De la cuna, al Càntut, ya que pone el foco en las canciones de cuna. Desde el festival se lanza una pregunta al respecto: “¿Recordáis cuál fue la primera canción que os cantaron? Probablemente, una canción de cuna, nada más nacer o de pequeños, con la intención de calmaros o dormiros, mientras un suave vaivén os columpiaba. Todas las culturas han tenido y tienen sus canciones para hacer dormir a los niños y casi siempre han pasado de padres a hijos siguiendo el eslabón de la transmisión oral.”

Los promotores del Cántuto y las autoridades locales, en la presentación del festival. Foto: Alter Sinergies.

En números, durante 3 días, en Cassà de la Selva se podrá disfrutar de 25 propuestas entre conciertos, exposiciones, visitas comentadas, espectáculos, conciertos itinerantes, charlas, talleres, comidas y reuniones de cantadores. Algunas de estas actividades son únicas o ideadas expresamente por el Cántut y un 60% de las actividades son gratuitas. El arraigo del festival en la localidad lo demuestra el hecho de que hasta once entidades, colectivos y personas locales están vinculadas a él.

La cantante y trompetista Alba Careta, responsable de la nueva producción del festival, será la protagonista de la inauguración del Càntut, el viernes día 18, en el patio de Can Trinxeria (18:15h), un edificio emblemático que acogerá las exposiciones 100 anys de l’Obra del Cançoner Popular de Catalunya y Càntut al bressol, que se inaugurarán el mismo día. Careta, con el cancionero del Càntut y la recopilación del proyecto como fuente de inspiración e investigación y acompañada por su hermano, el reconocido guitarrista Santi Careta, se ha adentrado en el mundo del sueño para construir una propuesta sonora dulce, cercana y onírica. El mismo viernes todavía quedan dos conciertos y una cena para cantadores. Se trata de las actuaciones de Anna Ferrer, que llevará su singular e interesantísima propuesta Parenóstic en La Sala del Centre Recreatiu (19:45h), de Joana Dark, en el patio de Can Trinxeria (21h) y el Càntut a taula de El Pony Pisador, en el bar del Centre Recreatiu (22h).

La Ludwig Band. Foto: Arnau Seguí.

La actividad del sábado es muy intensa, pero destacaremos el vermut cantado en la plaza de la Coma (14h), con el grupo local Grana i Moscatell, Clara Colom y Alba Magriñà, que ya se ha convertido en toda una tradición. También se celebrará la comida de cantadores y cantadoras en Can Quirze, una de las actividades con más aceptación del festival y una de las charlas relevantes será la que ofrecerá Artur Blasco, músico y también investigador y divulgador del folclore catalán, en el Auditori Sala Galà (17:30h). En este acto, Blasco formalizará la cesión de una serie de material audiovisual de gran valor al Càntut. Posteriormente, en el patio de Can Trinxeria (20:45h), Blasco ofrecerá un concierto con Arnau Obiols. Otro espectáculo remarcable del sábado es la Última vèrtebra (Casal de Jubilats, 16:30h), a cargo de Anna Garreta y Quim Vilagran, que surge a partir de encuentros con personas mayores para recuperar y compartir canciones, fábulas, vivencias y recuerdos. Hay también dos grandes eventos en esta jornada, el concierto del cantador de Xàtiva Pep Gimeno Botifarra (La Sala del Centre Recreatiu, 19:15h) titulado Deixa’t estar de romanços y un nuevo capítulo del Càntut a taula, protagonizado por La Ludwig Band (Bar del Centre Recreatiu, 22h).

La charanga gironina Bufant Fort Street Band. Foto: Bufant Fort.

El domingo (13h en la plaza de la Coma), como ya habían hecho el sábado por la tarde (18:15h en la Sala Galà), la charanga Bufant Fort ofrecerá una especie de pasacalle musical que precederá una nueva comida de cantadores y cantadoras en Can Quirze (14h). Para cerrar la jornada, dos grandes propuestas. La primera, la del Cor Jove Amics de la Unió, con David Soler y Marcel Bagés, presentará Les Eines en La Sala del Centre Recreatiu (18:15h), una propuesta rompedora que combina armonías complejas, ritmos corporales, los propios sonidos de las herramientas y mucha electrónica. La segunda, un concierto que será casi un diálogo ilustrado con canciones entre un cantador y un romancero, entre Jaume Arnella y Biel Majoral, que se celebrará en el patio de Can Trinxeria (19:45h). ¡Un gran festival para vivir un gran fin de semana! Y si queréis saber más de esta edición del festival, de la iniciativa del Cántut y de otros aspectos que se vinculana todo ello, os podéis descargar gratuitamente una magnífica revista en este enlace.