Carmen Amaya y Begur, una historia de amor y un homenaje

Carmen Amaya, la bailaora flamenca más grande de la historia, se estableció en Begur 1961, en el Mas d’en Pinc, una masía fortificada del siglo XVII. Amaya era un mito del flamenco. Esta gitana catalana nació en 1913 en el Somorrostro de Barcelona y ya de muy pequeña, acompañada de su padre, un guitarrista llamado el Chino, bailaba y cantaba en las tabernas barcelonesas. La popularidad de la que fue conocida como La Capitana se empezó a construir cuando era una adolescente, primero en Madrid, en locales como el Villa Rosa o el Teatro Zorrilla, y después en el exilio en América, donde fueron con su familia de 1936 a 1947. Allí se hizo un nombre y volvió a la España franquista siendo una figura de nivel mundial. La Capitana continuó haciendo giras internacionales y también intervino en varias películas, mientras su leyenda crecía.

Los últimos años de su vida, su representante le mostró una imagen del Mas d’en Pinc, en Begur, se enamoró de la casa y allí se estableció. Fue su último refugio. Generosa como era, su última actuación la hizo en agosto de 1963 en el patio de la antigua Fábrica Forgas, actualmente Plaça Forgas, para recaudar dinero para iluminar el castillo de Begur, que según ella «estaba muy oscuro «. Su último baile fue de poco más de un minuto, que fue todo lo que le permitió la enfermedad que se la llevaría el 19 de noviembre de ese mismo año. El día antes de su muerte fue nombrada hija adoptiva de Begur y le pusieron su nombre al paseo que lleva hasta su casa. La Capitana fue enterrada en Begur, aunque sus restos fueron posteriormente trasladados a Santander por deseo de su marido. Sin embargo Carmen, en esos dos años, había tenido suficiente tiempo como para dejar su huella en el pueblo y sus habitantes: las puertas del Mas d’en Pinc siempre estaban abiertas para todos.

El año 2017 se celebró la primera edición del Festival Homenaje Carmen Amaya de Begur. Este año, la tercera edición del festival dedicado a la bailaora se celebrará los próximos días 23, 24 y 25 de agosto. El ciclo comienza el viernes 23 con una visita guiada al Mas d’en Pinc (19h), un taller de flamenco con Mercedes Amaya «la Winy» (20h) y una una sardinada popular (21h). Para las dos últimas actividades es necesaria inscripción previa.

Marlon Brando y Carmen Amaya, en 1955 en New York.

El sábado día 24 de agosto, en el Pati de les Escoles Velles, se podrá ver una sesión doble (19.30h y 22.30h) del espectáculo de flamenco Las Amaya, protagonizado por una sobrina de Carmen Amaya y la hija de la primera, que viajarán desde Méjico para bailar en Begur. Posteriormente (24h), allí mismo, abierto a todo el público, se celebrará la Festa de la Llum (Fiesta de la Luz), con la actuación de Peret Reyes (rumba catalana). Cerrará el festival, el domingo día 25, una sesión de cine al aire libre (22h) en el mismo Pati de les Escoles Velles, en que se proyectará Los Tarantos (Francesc Rovira-Beleta, 1963), que fue la última película en que intervino Carmen Amaya. Las entradas se pueden adquirir en la oficina de turismo o, una hora antes, en el mismo lugar de proyección. A las 12 de la noche el colofón del festival será una fiesta flamenca en el C-Roak de Begur. Toda la información la podréis encontrar en este enlace.