Conoced el Empordà medieval palmo a palmo gracias al proyecto “Espacios medievales”

La alianza de los consejos comarcales del Baix y Alt Empordà en la promoción de la marca Empordà, bajo la etiqueta #JoSocEmporda, tiene una serie de efectos beneficiosos. Uno de los más interesantes es la creación del proyecto Espacios Medievales, un programa de casi una cuarentena de visitas guiadas, itinerarios y actividades desde el mes de julio en el de noviembre, que tiene como objetivo dar a conocer el patrimonio cultural y cooperar en un descubrimiento tranquilo del destino turístico Empordà.

Las visitas están programadas para ser realizadas en grupos reducidos, en ningún caso se supera la treintena de personas y hay una gran mayoría de 15 o 20 visitantes, por lo que permite que la actividad sea relajada. Las visitas se pueden seguir en ocasiones de manera teatralizada, en otros son guías profesionales quienes la hacen, pero también las pueden conducir eruditos en la historia local o auténticos sabios respecto a nuestro patrimonio cultural, como Joan Badia i Homs .

Sant Quirze de Colera. Foto: Soc Empordà.

Precisamente, en el capítulo de visitas destacadas remarcamos la que Badia i Homs, un verdadero estudioso, historiador del arte autodidacta y especialista en arquitectura medieval del Empordà, ofrecerá al conjunto románico de Sant Quirze de Colera, al monasterio y al ermita de Santa María, en una jornada de puertas abiertas que se celebrará el 12 de septiembre. También en septiembre hay otra visita que remarcamos, un paseo por el vecindario medieval de Sant Martí de Empúries para conocer el inicio de su poblamiento, la primera capital del condado y su evolución. El itinerario incluye la iglesia, la Miranda, la muralla y el jardín de Víctor Català.

Torre de vigía de Sant Sebastià. Foto: Soc Empordà.

La torre de vigilancia de Sant Sebastià de la Guarda del siglo XV, en Llafranc (Palafrugell) y sus alrededores, con un importante yacimiento ibérico, son el objeto de la visita La costa de los piratas, el arte del saqueo, especialmente dirigida a la gente joven. Los participantes aprenderán de forma divertida la existencia de unos personajes que condicionaron la vida de la gente en los pueblos y caseríos de Palafrugell: los piratas. Se adentrarán en la historia de la montaña: íberos, piratas, torres de vigilancia, el faro y muchas cosas más que les harán soñar con mil y una aventuras. La torre de Sant Sebastià también es objeto de una segunda propuesta, la visita titulada Los secretos del vigilante de la torre de vigilancia, una actividad familiar para conocer la historia de la torre, punto de vigilancia contra la piratería en la época medieval y moderna.

Monasterio de Sant Pere de Rodes. Foto: Soc Empordà.

El próximo 5 de agosto, el monasterio de Sant Pere de Rodes ofrece la visita Entre el pueblo y el monasterio, que descubre el pasado medieval de la montaña de Verdera. La visita no se circunscribe únicamente al monasterio de Sant Pere de Rodes, sino que incluye un itinerario que hará paradas en el antiguo pueblo de Santa Creu y la iglesia de Santa Helena. El monasterio es uno de los numerosos testigos de la arquitectura románica catalana, pero quizás es uno de los más sofisticados arquitectónicamente. Tan sorprendente como esta visita es la que está programada el 19 de agosto a Santa Maria de Bell-lloc (Santa Critina d’Aro), que había sido una villa romana con termas, una capilla paleocristiana, una iglesia románica y un cementerio tardoantiguo y medieval. Todo ello en una iglesia, la de Santa María, que junto con la técnica de la arqueología vertical lleva al visitante a descubrir la tardoantigüedad: el paso del imperio romano a la Edad Media. Esta es una actividad sobre todo familiar, apta para niños a partir de los 6 años.

Un momento de Medievàlia, con el terceto de Pedro Burruezo. Foto: Soc Empordà.

Medievàlia es una de las actividades más singulares que forman parte del proyecto y seguramente una de las más completas. Todo gira en torno a los secretos, la música y la espiritualidad en el monasterio de Sant Feliu de Guíxols. La propuesta incluye una visita especial al histórico monasterio benedictino de la localidad costera, durante la que se ofrecen explicaciones sobre la realidad histórica y cotidiana del mundo medieval y monástico. El terceto musical formado por Pedro Burruezo, Maia Kanaan y Jordi Ortega ponen las notas musicales en este recorrido, con canciones perfumadas de sonidos medievales, moriscos y sefardíes, ilustrando los diferentes ámbitos del edificio para finalizar en el Hort del Rector, donde el espacio gastronómico el Ginjoler ofrecerá a los participantes una copa de cava de clausura en el bello entorno de los jardines. Esto será casi a finales del verano, el 28 de agosto.

Santa Maria de Bell-lloc. Foto: Soc Empordà.

Ahora bien, esta propuesta también incluye visitas a núcleos medievales o monumentos tan importantes como Castelló d’Empúries, Fortià, Peratallada, Sant Llorenç de la Muga, Lladó (monasterio agustiniano de Santa María), Monells, Agullana, Bàscara, Palau-Sator, Maçanet de Cabrenys, la Tallada (iglesia de San Esteban Marenyà), Albanyà, Bellcaire, Corçà, Llers, Púbol (iglesia), Sant Miquel de Garrigàs, la Bisbal, Romanyà, Palol Sabaldòria, Cadaqués y el condado de Empúries (historias de piratas), Verges, Forallac, Ultramort (iglesia de Santa Eulalia), Coll de Panissars de la Jonquera, monasterio de Sant Miquel de Fluvià, las tres iglesias de Torroella de Fluvià, Vilacolum y Sant Tomàs, Navata, Peralada, Sant Joan de Bedenga (Bellcaire), la Ciutadella de Roses, la iglesia de Vilanant, monasterio de Sant Llorenç de Sous (Albanyà), Pedret i Marzà, Llançà, Santa María del Palau (Macizo del Montgrí), Castell d’Aro y el Castillo de Benedormiens y al castillo de Sant Esteve de Mar, en Palamós. Para consultar cuáles son las diferentes salidas o visitas del proyecto Espacios Medievales, las condiciones, el precio y las fechas, hay que entrar en este enlace.