Descubriendo la Garrotxa románica, misteriosa y modernista

Una de las comarcas más bellas de Girona es la de la Garrotxa. También es una en la que encontraréis un buen número de actividades de todo tipo, sobre todo para realizar en familia. La asociacions Turisme Garrotxa ha elaborado una guía muy completa con más de una cuarentena de propuestas variadas para disfrutar de esta tierra de volcanes. Nosotros os hemos elegido cuatro. Son actividades que combinan el conocimiento, la cultura, con la naturaleza y, en algunos casos, con el deporte, con otros el ingenio, pero en todos los casos son actividades en las que puede participar toda la familia.

Foto: CC La Garrotxa.

Románicament en la Vall de Bianya

El paisaje de la Vall de Bianya es idílico, pero también es una zona rica en cuanto al patrimonio arquitectónico del románico. En esta visita guiada, que se programa durante todo el año y tiene una duración de media jornada, los participantes descubrirán pequeñas capillas e iglesias que quedan apartadas de la civilización, así como también conoceréis su función en el centro de interpretación de Sant Salvador de Bianya. Los parajes boscosos y los prados verdes son lugares ideales para una parada reparadora y hacer un picnic con productos de la zona. El mínimo de participantes en esta actividad es de 10 personas y el máximo es de 20, que se desplazan por la Vall de Bianya con su propio vehículo. Las reservas se pueden hacer en este enlace o en el teléfono 972 90 38 22/616 44 70 01.

Foto: Museu dels Sants.

Escape room en el Museu dels Sants

Un sacco di sangue es el título de la siguiente actividad que os proponemos. Un escape room que a los visitantes se le explica de esta manera: «Desde hace varias semanas están llegando al Museu dels Sants una serie de amenazas muy inquietantes. El peligro parece inminente. Podréis entrar en el museo para tratar de sacar el intríngulis, pero sólo los más intrépidos y astutos conseguirán salir antes de que se agote el tiempo.» El misterio se empieza a desvelar a partir de las 7:30h de la tarde, cuando las puertas del museo se cerrarán. A partir de entonces, los detectives aficionados tendrán 90 minutos para descifrar el misterio, que se basa en un hecho real: el protagonista es un miembro de la mafia que era cliente de los Tallers dels Sants de Olot, que tenían mucho prestigio, donde cada verano hacía una compra muy especial. El mínimo de participantes es de 6 personas y el máximo de 8, a partir de 16 años. ¿Os atrevéis? ¿Seréis capaces de escaparos del Museu dels Sants? Tenéis más información en este enlace. También podéris llamar al teléfono 972 26 67 91.

Foto: CC La Garrotxa.

Rememorar los veranos modernistas en Olot

Esta actividad propone hacer una salida de paseo en bicicleta que recorrerá el río Fluvià, en busca de los parajes más frescos alrededor del río, emulando lo que hacían los veraneantes modernistas del siglo XX. Los participantes conocerán la historia de Olot y los hábitos turísticos propios de la época, siguiendo el curso del río Fluvià hasta los prados de la Mandra (Pereza), un espacio perfectamente adecuado para hacer un vermut modernista. La visita finalizará en el centro de la ciudad de Olot, donde los participantes conocerán el pasado industrial de la ciudad que permitió la existencia de una burguesía acomodada, a la postre protagonista de estos veraneos modernistas. La visita tiene una duración de 3 horas, la participación está delimitada de 10 personas como mínimo a 20 personas como máximo. A pesar de ser en bicicleta, el nivel de esfuerzo es asequible a todo el mundo. Las reservas se pueden hacer en este enlace o en el teléfono 972 90 38 22/616 44 70 01.

Foto: CC La Garrotxa.

Un fin de semana románico

A diferencia de la primera propuesta que os presentábamos, en esta ocasión la idea es hacer una inmersión absoluta en el románico de la Garrotxa durante todo un fin de semana. Se trata de descubrir este riquísimo patrimonio arquitectónico a pie. Los participantes siguen dos itinerarios por caminos antiguos, que transcurren por parajes excepcionales. Uno de los itinerarios recorre la Vall de Vianya, en que se encuentran hasta siete antiguas parroquias que habían sido motores sociales y culturales cuando estaban en su apogeo. El otro itinerario discurre por el románico de la Vall del Corb, una sierra que contiene rincones de gran belleza y que separa las aguas de las cuencas del Fluvià y del Ter. La propuesta tiene una duración de un fin de semana, es para un mínimo de 2 personas pero es ideal para grupos de amigos o familiares. La actividad incluye 2 noches de alojamiento, 2 desayunos, dos rutas autoguiadas circulares, libro de ruta con el itinerario e información complementaria sobre historia, cultura, flora y fauna. Las reservas se pueden hacer en este enlace o en el teléfono 669 82 63 22.