En el Som Cultura hacemos visitas guiadas, construimos moscas, salamos anchoas o vamos al teatro

Estamos a las puertas del mes de noviembre y comienza el festival Som Cultura. Este fin de semana os proponemos una visita guiada a la Basílica de Santa María de Castelló d’Empúries, el descubrimiento de su historia, las dificultades que ha superado y los momentos clave de sus mil años de existencia. Es la primera actividad del festival, que continuará el 1 de noviembre, con una de las actividades a distancia. Porque el Som Cultura es un festival con actividades presenciales y actividades a distancia, en una proporción similar.

El Museo de Historia de Girona y la Asociación Baba Babarota, en el marco del festival, proponen a los más jóvenes un taller a distancia para hacer un títere con forma de mosca de Sant Narcís, con materiales fáciles. El taller, que podrá seguirse en una cápsula de vídeo, os permitirá construir de manera fácil, con materiales domésticos que la gente tiene habitualmente a mano, una mosca de Sant Narcís. Este taller está relacionado con las fiestas de Sant Narcís, fiesta mayor de Girona, y la leyenda de las moscas que ahuyentaron a los franceses.

Anchoas.

Continuando con las actividades a distancia, el día 2 de noviembre se colgará otra cápsula de vídeo, incluida en el programa pedagógico del Museo de la Pesca de Palamós, en el taller llamado L’anxova, la reina. El vídeo muestra el proceso para elaborar un bote de conserva de anchoa en sal, de la forma tradicional.

La primera semana del festival Som Cultura se publicarán aún otras dos cápsulas de vídeo. La primera, el 3 de noviembre, a cargo del Terracotta, Museo de la Cerámica de la Bisbal, que ofrecerá a los más pequeños un taller a distancia para realizar un portalápices original modelado, en forma de erizo. La segunda cápsula, que se publicará durante la primera semana, el 4 de noviembre, será la que ha elaborado el Museo del Cine. ¿Conocéis a Alice Guy? ¿Sabéis quién es ese personaje? En este vídeo descubriréis la primera directora de cine de la historia y una de las creadoras del género de la comedia

Visita al Museo Etnogràfico de Ripoll. Foto: Diego Espada. Archivo Imágenes PTCBG.

El segundo fin de semana del Som Cultura, la actividad presencial se intensifica. El 5 de noviembre (19h), en el Museo Etnográfico de Ripoll, la heredera de casa Gassia, Esperanceta, os mostrará su sabiduría de alta montaña a través de su cabaret campesino, en una extraordinaria visita guiada al equipamiento, que os descubrirá su fondo desde otro punto de vista. ¡Se trata de una experiencia única!

Otra visita guiada excepcional es la que Som Cultura y Patrimonio de la Generalitat os ofrecen al monasterio de Sant Pere de Rodes, el 6 de noviembre (12h) y que se titula SOS, impacto en el monasterio. De repente, un ruido aturdidor ha resonado por todas las paredes de la montaña, en el monasterio ha pasado algo. ¿Un deslizamiento? ¿Un aterrizaje forzado? El visitante conocerá el monumento de la mano de una mujer que viene cargada de historias increíbles y máquinas inimaginables para hacer vivir al público un auténtico viaje en el tiempo.

Una vista del monasterio de Sant Pere de Rodes.

Hablando de formas curiosas y extraordinarias de visitar un monumento, la próxima llega de la mano de un títere, Gerbert. Éste es un novicio que será el encargado de explicar a padres e hijos qué pasaba en el monasterio de Santa María de Ripoll en tiempos de los primeros catalanes y los grandes condes de Catalunya. La visita se titula Las leyendas del Monasterio de Ripoll y tendrá un formato de taller de títeres. Se realizará el 6 de noviembre (16:30h).

Tocar barro y tocar vidrio es una actividad del Taller Aldana Méndez de Vulpellac y el Som Cultura, prevista para el día 6 de noviembre (17h), que permite a los participantes conocer una recopilación de obras en vidrio acompañadas de cerámica, piedra o hierro, y de la forma en que fueron creadas. Al día siguiente, el 7 de noviembre (10h), Atri y Som Cultura ofrecen al público realizar una ruta guiada por un arqueólogo en la Selva romana. En ¡Romanos en la Selva! De la civitas a la villa romana, a través de la ciudad romana de Aquae Calidae y sus termas (Caldes de Malavella) y la Villa Romana de Els Ametllers (Tossa de Mar). La actividad se realizará de la mano del arqueólogo que ha excavado los yacimientos y explicará todos los secretos, detalles y curiosidades relacionados. Los visitantes conocerán los orígenes termales de Caldes de Malavella, donde los romanos tomaban las aguas termales y porqué establecieron en este kugar una de las veinte ciudades romanas de Cataluña. También conocerán los orígenes de Turissa (Tossa de Mar) a través de la Villa Romana de Els Ametllers, un yacimiento a menudo muy desconocido, donde los romanos hacían el vino.

Las termas romanas de Caldes de Malavella.

Las dos últimas actividades del festival son una visita guiada y una obra de teatro. La primera actividad, una visita guiada a la canónica de Santa María de Vilabertran el 7 de noviembre (12h), se titula Ego te absolvo. Durante siglos, la muerte ha estado presente en el día a día de la sociedad. La poca higiene, la mala alimentación, el agotamiento físico y las guerras, abonaban en el pasado el terreno para la aparición de enfermedades y epidemias. La comunidad de canónigos gestionaba las epidemias en la época medieval, jugaba un papel destacado, así como en el acompañamiento de las almas de los fallecidos. Todas estas historias se oirán durante la visita, que acabará con la degustación de una garnacha en el Hort del Prior.

Claustro de la Canónica de Santa María de Vilabertran.

La última actividad del fin de semana, el 7 de noviembre (12h) es una pieza teatral, El último daiquirí, que se podrá ver en el Teatro de Lloret de Mar y que recrea la historia de amistad entre el lloretense Constantí Ribalaigua, el famoso barman del Floridita en La Habana, y uno de sus clientes más ilustres, el célebre escritor Ernest Hemingway. Constante, como le llamaban popularmente en Cuba, ha pasado a la posteridad por infinidad de creaciones y principalmente por sus daiquirís. La obra recupera el vínculo de Lloret de Mar con el daiquirí, pero también la estrecha relación con América a través de muchos personajes que atravesaron el Atlántico en busca de un próspero futuro lejos de casa. Una clase divertida de historia combinada con infinidad de anécdotas y un daiquirí final para todos los espectadores. Tenéis donde elegir, buscad la actividad que más os apetezca!

Imagen destacada: Sant Pere de Rodes. Foto: Jordi Renart. Archivo Imágenes PTCBG.