Escogemos para vosotros 10 propuestas culturales de la programació invierno-primavera de Olot

Durante estas fiestas de Navidad las concejalías y los institutos de Cultura de los municipios de las comarcas gerundenses han ido presentando sus programaciones para que la ciudadanía se pueda ir organizando. Olot, bajo la marca Olot Cultura, ha programado de enero a junio hasta 157 propuestas bajo los epígrafes Letras, Música, Teatro, Exposiciones, Danza, Circo, Charlas, Cine, Tradiciones y Otros. En este post os hacemos una elección de 15 propuestas, pero las podéis consultar todas en este enlace. Hay que tener en cuenta que, además de toda esta abundante y variada oferta, durante el mes de abril se celebrará el festival de la danza, Sismògraf.

No es país para negras (teatro)

¿Cómo es la vida de alguien que tiene la piel negra y ha vivido rodeado de blancos? ¿Qué se siente cuando no te reconocen como una persona “de aquí” debido al color de tu piel y cuando viajas a África te das cuenta de que tampoco perteneces a ese territorio? La niñez y adolescencia de la protagonista serán momentos destacados en una representación que analiza, con humor e ironía, temas que van desde el racismo hasta la sexualidad de las mujeres negras, pasando por la identidad. No es país para negras es una obra cocreada por Sílvia Albert Sopale, con la también directora y artista colombiana Carolina Torres Topaga y la autora barcelonesa Laura Freijo. El montaje nos invita a reflexionar sobre la tensión identitaria que supone ser negra en nuestro país. Es un espectáculo que nos hace dar cuenta de cómo el racismo está presente en multitud de pequeños detalles, que impregna a la sociedad y es palpable en las situaciones más cotidianas.

Camí a l’escola (teatro familiar)

Tres hermanas se enfrentan a diario a obstáculos y a peligros para llegar a la escuela. Son conscientes de que sólo la educación les abrirá sus puertas a un mañana mejor. Un espectáculo sugerente, visual y sin texto que se inspira en la historia real de niños y niñas de todo el planeta. Niños autónomos y capaces, con ganas de aprender y cambiar su mundo. El espectáculo Camí a l’escola ha sido premiado como Mejor espectáculo familiar en los Premios de la Crítica, como Mejor puesta en escena en FETEN y nominado como Mejor espectáculo familiar en los premios Butaca.

Seis días corrientes (cine)

La película dirigida por Neús Ballús está formada por seis capítulos que narran las situaciones que surgen cuando Valero, Moha y Pep, trabajadores de una pequeña empresa de fontanería de la periferia de Barcelona, ​​se enfrentan a una reparación. Cada capítulo corresponde a un día de su semana laboral y se construye en torno a la relación que se establece entre los protagonistas y los clientes que han solicitado sus servicios. Durante esa semana Moha, el más joven, tendrá que demostrar que está preparado para sustituir a Pep, que se jubila. Pero Valero considera que Moha ‘no da el perfil’, y duda de que los clientes acepten a un trabajador marroquí en su casa. La cotidianidad y el humor conviven con el estilo reflexivo tan característico de los films de Ballús.

Les Violines (Garrotxinàrius 2022)

El Festival Garrotxinàrius ofrece un repaso a la trayectoria de Les Violines, una formación musical de mujeres que cumple veinticinco años. Un concierto con violines, viola, acordeón diatónico, contrabajo, percusión y gralla. Este año hace veinticinco años que Simone Lambregts creó este grupo de referencia en la historia del folk catalán, a partir de la idea de revivir la esencia de las fiestas mayores de los pueblos pirenaicos, donde un solo violín hacía bailar todo un pueblo. Les Violines ofrecerán un concierto en el que se escucharán sólo composiciones propias: veinticinco temas de la violinista líder del grupo. Temas conocidos, como A tota corda, Vals de sant Martí o Xotis a Pequín, se presentarán junto con composiciones que no lo son tanto, e incluso algunas que todavía no han sido ni editadas.

Els colors de Duke Ellington (Música y teatro)

Cascai Teatre y la Girona Jazz Project ofrece un concierto teatralizado con nueve músicos y dos actores que proponen un viaje musical a través de la historia del jazz, a cargo de uno de los grandes compositores, directores e intérpretes de este género: Duke Ellington. Marcel Tomàs actúa como maestro de ceremonias y aporta su universo humorístico con coreografías, sketches, cómics y canciones. Ellington fue una figura única e irrepetible, innovador, avanzado a su tiempo y pionero sobre todo en la mezcla de músicas de diferentes estilos y orígenes, como la caribeña y latina con el jazz de la época, creando nuevas sonoridades que han evolucionado y que han sido una gran influencia en la música contemporánea.

Lídia Pujol (música)

Lídia Pujol presenta el fruto de un trabajo sobre las letras de la cantautora madrileña Cecilia en este concierto titulado Conversando con Cecilia. Pujol ha desnudado las canciones de los arreglos de la época para hacer que las letras emerjan en la superficie y para redescubrir, así, la profundidad con la que Cecilia cantaba sus inquietudes. También ha recuperado las versiones originales, tal y como fueron compuestas por el artista, las cuales los censores franquistas se encargaron de mutilar. Las canciones de Cecilia invitan a silenciar a los intermediarios —mediáticos, culturales, políticos, familiares o religiosos— para preguntarnos quiénes somos, qué pensamos y cuál es nuestro deseo más profundo. Lídia Pujol lo manifiesta así: “No habrá acto más revolucionario que poder ver la vida con nuestros ojos.”

Travy (teatro)

Una familia que ha tenido el teatro como forma de ser y vivir. Un juego entre la vida y el teatro, entre la mentira y la verdad. Travy es un espectáculo singular que reflexiona sobre el oficio del comediante en estos tiempos de purga y pandemia. Dos payasos viejos con poca gracia. Dos hijos perdidos en sí mismos. La transgresión del arte y del éxito. Una familia de juglares que se entienden mejor poniéndose máscaras que mirándose a los ojos enfrascados en crear un espectáculo donde se exponen dos generaciones y dos momentos vitales: los que ya ven el final del camino sin miedo y los que observan el principio con pánico. Oriol Pla debuta en la dirección teatral con un espectáculo de clowns donde actúa con su hermana y sus padres. Con Quimet Pla, uno de los fundadores de Comediants, y Núria Solina, cocreadora del Circ Cric, Travy es una oda al teatro a cargo de una estirpe que lleva las artes escénicas grabadas en su ADN.

Veus que no veus (clown)

La compañía Pepa Plana siempre ha reivindicado la figura de la payasa y ahora presenta los números circenses más clásicos. ¿Se trata de reír? Sí, pero no sólo de eso, sino de hablar, de jugar y, quizá, de morder. Veus que no veus presenta la versión femenina de las llamadas entradas clásicas, los números que inician un espectáculo o que enlazan escenas. Por un lado, y como payasa Augusta, Pepa Plana. Por otro, en el rol de payasa Blanca, Noël Olivé. ¿Cómo cambian y qué significado toman cuando hay dos payasas en vez de dos payasos? Tal y como dice el periodista Jordi Bordes, “reivindican a las mujeres en la escena. Y en las direcciones de los teatros. Y lo hacen con las entradas clásicas, evitando pisar (jocosamente) las versiones de Tortell Poltrona y amparándose en la máxima de Monti: nosotros queremos «trabajar de trabajar»”. No es un espectáculo infantil, pero puede ir toda la familia a partir de 10 años.

Europa bull (teatro)

Europa bull expone, de forma poética y elegante y también con humor, los miedos y las quejas de los europeos desamparados. Es peculiar y revelador que el mito de un secuestro y de una violación sea el que da nombre a Europa. Hoy, los de la orilla contraria realizan el mismo trayecto cruzando el Mediterráneo, raptados por la idea de Europa y por el camino son violados y extorsionados. Muchos mueren en el mar y para quienes llegan, la negación de asilo y los “campos de refugiados” les dan la bienvenida. En momentos como éste y después de tantos -ismos, ¿cómo podemos creer en la Unión Europea sin recurrir a los EU-femismos? Quizás allí, cogidos de la mano, unidos bajo el nombre de Europa, podríamos explicarnos el mito que nos bautizó: el que narra la historia de un Dios todopoderoso que, encendido de amor por una chica fenicia, viajó en las costas del actual Líbano (o Siria), y bajo la apariencia de un inmenso toro la raptó mientras cruzaban el Mediterráneo. Entonces, al llegar a Creta (o Lampedusa), la violó. Y desde entonces Europa bull (hierve). Parece una olla a presión que silba y hace señales de humo. Europa resuena, está a punto de explotar. Este espectáculo ganó el Premio Quim Masó 2018.

La motxilla de l’Ada (teatro familiar)

Ada es una niña que cuando nació se llamaba Adán. Desde pequeño sentía que la mochila invisible que llevaba le pesaba demasiado. Así que un día decidió desprenderse de la mochila y con ella perdió la “n” de su nombre… y se convirtió en Ada. La motxilla de l’Ada es la historia de una niña trans que lucha por desprenderse de un nombre que no se corresponde con su identidad, un espectáculo que nos interpela, nos habla de la identidad de género, porque lo de niño-niña, hombre-mujer, azul-rosa, fuerte-débil… quizás tiene que cambiar definitivamente. Este es el último espectáculo de la trilogía que la compañía Teatre al Detall, uno de los grupos de referencia del teatro familiar, dedica a las niñas valientes después de L’Endrapasomnis y La niña de los pájaros (La nena dels pardals). Este espectáculo, como los dos anteriores, cuenta con la música en directo a cargo de La Tresca y la Vendresca.

Clara Peya (música)

Cuesta encajar en una sociedad que ve la diferencia como una amenaza y que se centra en perpetuar los privilegios y zonas de confort de cada una. Clara Peya nos propone poner la mirada en estos “no-lugares”, en estos espacios vacíos y vaciados. El universo del artista se inspira esta vez en los espacios de paso, en los márgenes, en lo que no han querido que miremos. Las periferias reales y emocionales que genera un sistema hostil que no nos abarca a todos. Los perímetros que enmarcan y que clasifican lo normativo y la necesidad de dinamitarlo todo para habitar un nuevo espacio sin límites. Un viaje a las fronteras también del sonido, a través de un estilo pop con electrónica minimalista y con una clara apuesta por el sonido de piano de pared con sordina como una opción estética que responde a una opción política: dar espacio a lo arrinconado, a lo menospreciado.