La Gran Ruta en el Pla de l’Estany, historia y naturaleza

La comarca del Pla de l’Estany es una de las más pequeñas y la más joven de Cataluña, nació en 1988, pero también es una de las más ricas si hablamos de historia o patrimonio natural. En el marco del conjunto de las rutes de Turismo Científico de la Fundació Recerca y la Diputació de Girona, elaboradas con la colaboración de los consejos comarcales, los ayuntamientos, oficinas de turismo y diversas entidades, se ofrece La Gran Ruta por esta comarca en que el Estany (el lago) es el epicentro. Grandes grietas de metros provocadas por terremotos, árboles que tocan el cielo, cuevas prehistóricas, grandes mamíferos del pasado, yacimientos únicos, lugares de cuento y leyenda y un paisaje que tiene algo de onírico. Una magnífica salida de fin de semana.

La visita no puede empezar por otro lugar que no sea el Estany, el lago natural más grande de Cataluña. Su valor no es estrictamente natural, sino que también ha marcado la cultura, la sociedad y la economía de la zona. A sus orillas encontramos restos de yacimientos arqueológicos, como el poblado neolítico de la Draga, o el ibérico del Castillo de Porqueres. Además, también ha sido fuente de inspiración de escritores, poetas, pintores y de numerosas leyendas populares.

Las Estunes, un paraje de leyenda

La visita continúa en el paraje de Las Estunes, una zona sumergida en agua hace miles de años donde se crearon depósitos de travertino o piedra de Banyoles y donde existen grietas entre las rocas que forman cuevas y pasillos. Se trata de una zona que ha estimulado la creación de leyendas. De las Estunes vamos a parar al Parque Neolítico de la Draga, el único poblado de ambiente lacustre de la Península, con más de 7.000 mil años de antigüedad. La siguiente parada es lógica: el Museo Arqueológico Comarcal de Banyoles. Está situado en un palacio gótico. Es recomendable la visita a la sala de paleontología, con piezas de grandes mamíferos que habitaron el Pla de l’Estany como rinocerontes, elefantes antiguos, hipopótamos, cérvidos, mastodontes, tigres con dientes de sable y grandes hienas.

Nos vamos de Banyoles y nos dirigimos a Serinyà, a pocos kilómetros, en el Parque de las Cuevas Prehistóricas. Es el mejor yacimiento de la Europa occidental para conocer el paso del hombre de Neandertal al hombre moderno. El recorrido termina en Cornellà del Terri. En la Plaça de Maig encontraréis un árbol que supera en altura los edificios de su alrededor. Es conocido como el Arbre de Maig (Árbol de Mayo) y es el eje de las celebraciones de la fiesta mayor del pueblo. Se puede ver durante todo el año, pero si hacéis la visita un Lunes de Pascua al mediodía veréis como los vecinos, engalanados con el traje tradicional catalán, coronan el árbol con pino y adornan el tronco con cuernos de animales.

Imágenes: Parc de la Draga. Banyoles. Joan Castro. Arxiu Imatges PTCBG / Parc de les Coves Prehistòriques de Serinyà. JOAN CASTRO-ICONNA. Arxiu Imatges PTCBG.