‘Tengui, falti’, los cromos y su valor pedagógico en el Museo del Juguete de Catalunya

Todavía tienen vigencia a pesar de que estamos en un mundo globalizado y han ido perdiendo fuelle. Las colecciones de cromos fueron uno de los juegos infantiles que reinaban en el recreo en las décadas de los 50 a los 80 y hasta bien entrados los 90 y se iban combinando con las gomas, los juegos de pelota, las chapas, las canicas, los patacones y otros similares que, años más tarde, se transformarían en ‘tazos’, por ejemplo. Una forma moderna de llamar a los juegos de toda la vida. La expresión ‘tengui, falti’ ha formado parte durante años del ocio infantil, ha llenado los espacios de descanso entre clases, donde el intercambio de cromos se convertía en todo un arte.

En todo caso, llenar el álbum de cromos se convertía en una necesidad que ponía a prueba al más paciente. En ocasiones se tardaba un curso entero. La variedad temática era inusitada: geografía, botánica, zoología, historia, etnografía, tecnología, deportes y, con la irrupción de la televisión, series diversas. Las colecciones las publicaban editoriales y, durante mucho tiempo, estuvieron vinculadas sobre todo a productos de alimentación, sobre todo chocolates y yogures. Su valor divulgativo y artístico era remarcable y venían a ser una especie de Wikipedia de la época. Una primera ventana de conocimiento para los niños, una manera de combinar los conocimientos y el ocio.

La exposición Tengui, falti! Aprender con los cromos, que se podrá ver hasta el próximo 2 de abril, tiene la particularidad de que está comisariada por seis alumnos del Instituto Ramon Muntaner de Figueres de entre 13 y 16 años, que han hecho un verdadero máster museológico. Hace un año que este grupo de estudiantes preparaban la exposición bajo la supervisión de sus docentes y trabajando directamente en varios departamentos del Museo. El equipo ha hecho una labor exhaustiva de investigación sobre los álbumes de cromos en colecciones públicas y privadas y han seleccionado las piezas, han elegido la selección de ámbitos, han redactado los textos, han hecho tareas de apoyo al montaje y han intervenido en la elaboración de los materiales de difusión y promoción de la exposición. Cada miembro del equipo se ha especializado en una de las áreas en que está distribuida la muestra: pueblos y culturas, edificios y obras de arte, animales y plantas, tecnología, geografía y grandes personajes.

El hecho de que la muestra esté comisariada por un equipo tan joven le ha otorgado un punto de vista muy moderno, incorporando claves que no son habituales, como la lectura de género, ya que han constatado, por ejemplo, que en cuanto a los grandes personajes, en la elaboración de estas colecciones había un sesgo machista considerable, despreciando las mujeres o ignorándolas directamente. También hay un racismo latente y concepciones geográficas y sociales muy características de otras épocas, fruto también de la ignorancia o el desconocimiento existentes en una sociedad no tan globalizada. Una vez finalizado el periodo de exhibición, la muestra entrará a formar parte del repositorio del Institut Català de Recerca (Investigación) en Patrimoni Cultural de la UdG. No os la perdáis!

Museu del Joguet de Catalunya. Sant Pere, 1. 17600 Figueres. Tel. 972 504 585. E-Mail: info@mjc.cat.