La tienda del juego sin fin. Museu del Joguet de Catalunya

El  Museu del Joguet de Catalunya (Museo del Juguete) es un espacio en el que, evidentemente, el juego y los juguetes acaparan  todo el protagonismo. Es una invitación permanente a pasárselo bien, a descubrir y a experimentar. La tienda del museo, como no podía ser de otra manera, es un reflejo de esta premisa. La tienda se halla situada en la primera planta del edificio y se accede a ella sin necesidad de adquirir la entrada al museo. Con la adquisición de productos de la tienda se contribuye al mantenimiento del museo y, por consiguiente, toda compra pro insignificante que parezca ayuda a dar continuidad a este equipamiento museístico que este año celebra sus 35 años de existencia.

El  juego y los juguetes que se venden en la tienda guardan una estrecha relación con las piezas expuestas. Obvian de manera deliberada las máquinas electrónicas, los artefactos modernos así como las novedades más comerciales y mediáticas. Encontramos en ella, en cambio, juguetes de hoy que recuperan la estética de antes, piezas inspiradas en el mundo del arte, productos fabricados con materiales básicos como la madera, el latón, el papel y el cartón, etc., entretenimientos desde los más simples a los más complejos, unos artículos muchos de los cuales están pensados, diseñados y elaborados en Catalunya, pero también algunos referentes de marcas extranjeras.

El museo rinde un sentido homenaje a los fabricantes de juguetes, aquellos que idean la forma de cómo jugamos, y la tienda también se hace acreedora del mismo espíritu. Hace una selección rigurosa de sus proveedores. Se trata primordialmente de empresas de nuestro entorno, algunas pequeñas y familiares, que aportan mucho valor añadido y una ética en su forma de trabajar. Marcas que estimulan el juego educativo, colaborativo y que están atentas hasta en el más mínimo detalle del producto.

Esta es la tienda del museo. Un rinconcito donde se respira mucha magia y donde se permite, a pequeños y mayores, hacer volar su imaginación, muchas sonrisas y nos invita a un juego feliz!

Montse Colera (Comunicación y Actividades del MJC)

Imagen: Robots hoy comercializados, que imitan los juguetes fabricados con latón litografiado de la década de 1920 y 1930, y la imagen y estética de los robots de la década de 1960.