Visitar museos de manera virtual, una opción que os sorprenderá y os gustarà

Son días extraños, en que la mayoría nos vemos obligados a observar el mundo a través de varias ventanas: las de casa, pero también las pantallas, del ordenador, del teléfono o la televisión, que no dejan de ser ventanas luminosas. Han surgido un montón de iniciativas del mundo de la cultura para hacer un poco más amables las circunstancias que estamos viviendo. Esta iniciativa se suma a las existentes y enriquece el abanico de posibilidades entre las que se pueden elegir.

Visita teatralizada a la Sede del MAC de Ullastret. Xènia Gasull. Arxiu Imatges PTCBG.

En las comarcas gerundenses hay una serie de museos que ya tenían habilitadas, o lo han hecho por estas fechas, visitas y recursos virtuales. Os lo explicamos y os animamos a descubrir estos equipamientos y sus fondos con una tranquilidad y un detalle que no siempre son posibles en la visita presencial. Por ejemplo, la sede de Ullastret del Museo de Arqueología de Cataluña, el museo y el yacimiento, se pueden visitar minuciosamente a través del google street Wiew.

La sede de Empúries del Museo de Arqueología de Cataluña también se puede visitar a través del google street Wiew, pero aún hay más, porque el MAC ha llevado a cabo un proyecto para digitalizar en 3D de sus materiales más significativos, para dar a conocer sus colecciones de una manera amena y científica. Se pueden ver en este enlace. En la web del MAC también hay una galería de imágenes con piezas del museo, y una pequeña explicación sobre los mosaicos de Empúries.

Otro museo que facilita una visita virtual, en este caso a su exposición, es el Museo del Juguete de Cataluña de Figueres. El punto de partida de la visita es Don Osito Marquina, el juguete más querido de Dalí, que abre la puerta al resto de fondos del museo. La visita, además, está disponible en catalán, castellano, inglés, francés y chino. También ha puesto a disposición del público una visita virtual al Museu de la Mediterrània, de Torroella de Montgrí.

Exposición permanente del Museo de Historia de los Judíos. Aniol Resclosa. Archivo PTCBG.

El Museo de Historia de los Judíos de Girona ofrece acceso a sus completas audioguías, que incorporan los conocimientos más recientes, basados ​​en los hallazgos documentales y arqueológicos de los últimos años, y también incluye nuevos espacios, como el baño ritual. El Museo del Cine de Girona también se ha añadido a las acciones extraordinarias, tales como colgar en su perfil de instagram, cada día que dure el confinamiento, una imagen o un pequeño vídeo explicativo de alguna de las piezas de su colección.

El Museo de la Pesca es el paradigma de museo que pone una especial atención a su proyección digital. Sólo así se explica que se pueda visitar su exposición permanente a través del google street Wiew, el Espai del Peix (Pescado), la Capilla del Carmen, puerta de entrada al patrimonio local y al Espacio Ezequiel Torroella. También tenéis acceso a las audioguías de la exposición permanente y el propio museo os hace una explicación, en su web, de piezas destacadas de sus colecciones, además de ofreceros un catálogo de peces de la Costa Brava con información e imágenes de decenas de especies comerciales del Mediterráneo Occidental.

Flotadores de vidrio del Museo de la Pesca de Palamós. Museo de la Pesca.

Un recurso que os resultará muy útil en estos días es El juego del Museo de la Pesca de Palamós, un juego divertido de preguntas y respuestas que pone a prueba vuestros conocimientos sobre el mar, la pesca, los peces y el patrimonio marítimo de nuestro litoral. Esta imponente proyección digital también incluye un catálogo de recetas marineras, que reúne el Corpus gastronómico del Espai del Peix elaborado con el testimonio y la experiencia de la gente de mar de la Costa Brava.

Para acabar, la aplicación informática Visit Museums os permitirá hacer visitas virtuales a los equipamientos de la Red Comarcal de Museos de las Comarcas de Girona.

Imagen de cabecera: Toro hecho de paper maché pintado sobre alambre en Oaxaca (Méjico) sobre 1960. Museo del Juguete de Cataluña. Foto: © Jordi Puig