Vuelve Terra de Trobadors a Castelló d’Empúries y la muestra Art & Gavarres

Todavía no nos hemos recuperado del COVID-19. Parece que, si lo hacemos todo correctamente, podemos derrotarlo. Esto no quiere decir enclaustrarse en casa, que seguro que se está muy bien, pero entoces os perderíais el regreso del festival medieval Terra de Trobadors, de Castelló d’Empúries, pionero en su género y uno de los festivales de temática medieval más importantes del sur de Europa. El año pasado no se celebró, por razones obvias, y este año el público aún tendrá que sufrir algunas restricciones en esta edición especial, pero el nivel de actividad programada es altísimo.

Foto: Terra de Trobadors.

Debido a las restricciones, no se instalará ni el mercado ni las tabernas medievales, los espectáculos, que son numerosos, tendrán el aforo limitado y el público podrá acceder a ellos si ha reservado su localidad previamente a través de internet o de manera presencial. La mascarilla y las distancias están a la orden del día, pero la normativa nos marca la manera de salir de este callejón aparentemente sin salida. Precisamente, el eje temático del festival de este año son la peste y las epidemias, por lo que el ciclo, que comienza el día 10 y finaliza el domingo día 12, se ha titulado: Hambre, peste y epidemias: El buen año primero. La línea temática parte de la situación vivida a mediados del siglo XIV en Europa y en la Corona de Aragón, caracterizada por una serie de eventos que conllevaron efectos devastadores en la población. Una ola de frío glacial, una producción de alimentos estancada o la llegada de la peste negra a partir de 1346 y otras enfermedades desencadenaron una fuerte crisis y el fuerte descenso de la población. En la Corona de Aragón, esta época de crisis, pasó al imaginario colectivo como Lo mal año primero. y la conexión con la situación actual es evidente.

Foto: Terra de Trobadors.

Se mantienen los Ciclo So de Lonh y el Ciclo de Conferencias Miquel Pujol Caños, el primero con conciertos, una conferencia y una exposición, mientras que el segundo incluye 4 conferencias, 3 de las cualesel viernes y otra el sábado. En el So de Lonh, en el convento de Sant Agustí, Egeria Voices (día 11, 12h) ofrecerán Iacobi victoria, Locus Desperatus (día 11, 19: 30h) interpretarán Senti un gran romore y Antoni Madueño (día 12, 18h), que ofrecerá la conferencia-concierto Despertando instrumentos dormidos.

El espectáculo inaugural del festival, el día 10, será un concierto de Sübitus en El Trabuc, de Empuriabrava (21h), mientras que en Santa Clara, de21:30h a las 23h, se podrá ver El despertar de las brujas. Antes, sin embargo, el público ya habrá podido disfrutar de talleres de instrumentos medievales, visitas guiadas o cuentos. Las recreaciones históricas del evento son sobre todo las protagonizadas por las entidades y girarán en torno a la temática de la peste y las dificultades vividas en la Corona de Aragón, en una época histórica que se sitúa a mediados del siglo XIV (1348) con el Infante Ramon Berenguer (1342-1364) como conde de Empúries y Pedro III el Ceremonioso (1336-1387), rey de la Corona de Aragón.

Foto: Terra de Trobadors.

El sábado día 11, el programa es completísimo, con espacio de juego para la primera infancia desde media mañana, espectáculos medievales como Batalla Campal (Pont Vell, 11h), una actuación de Sübitus (plaza Joan Alsina, 11h), el divertidísimo espectáculo de calle Katapult (Convent de la Mercè, 11h), una guerra de catapultas familiar, talleres de danza oriental, lucha escénica o llaveros medievales, cuentacuentos, títeres, tiro con arco, el campamento de soldados, los paseos en burro, la exposición de armaduras medievales, intervenciones de los excepcionales Berros de la Cort que se presentan con una nueva composición de grupo o espectáculos circenses. Aunque está bastante repartido durante la jornada, los platos fuertes pueden ser el torneo de caballos (Espacio Torneo, 18h), la actuación nocturna de los Berros de la Cort, el espectáculo El carro de los Muertos y el recorrido Camino del infierno, a cargo de los Senyors del Foc.

Foto: Terra de Trobadors.

El último día, el domingo, el programa es bastante parecido, teniendo en cuenta que existe una gran rotación de público. Juegos, talleres, espectáculos y conciertos. The tower, a cargo de la Cia Traüt (la misma de Katapulten), Sübitus, los Berros de la Cort, El despertar de las brujas… Todas estas propuestas mantendrán un altísimo nivel de actividad durante toda la jornada del domingo, que contará también con los mismos espacios fijos de los días anteriores, como el Espacio Munta Titella, a cargo de Galiot Teatre, o la exposición de armaduras medievales de Alma Cubrae, por decir algunas. El programa completo lo tenéis en este enlace.

Art & Gavarres, arte efímero y naturaleza permanente

Si buscáis una propuesta de ocio más tranquila que la anterior, tenemos lo que necesitáis: el 4º festival internacional de arte y paisaje Art & Gavarres. Se trata de un festival que parte de la idea de que el arte puede ser una herramienta que invite a la reflexión, que provoque un cambio en la mirada sobre el paisaje. En esta muestra, que se celebra del 4 al 15 de septiembre, se relaciona arte y naturaleza para dar a conocer el espacio natural protegido de las Gavarres y valorarlo como es debido.

Los artistas participantes crean obras in situ, durante una semana, con materiales naturales y en varios parajes para que el público las descubra. Son intervenciones artísticas efímeras que sólo se pueden ver si uno se adentra en las Gavarres y, aunque la fecha prevista para el fin del festival es el día 15, las obras son visitables hasta que la misma naturaleza, con el paso del tiempo, las borra.

Paradógicamente, la pandemia y en consecuencia, los sucesivos y varios confinamientos -ya sean domiciliarios o municipales- han hecho que la gente redescubriera su entorno más cercano. Parecía el descubrimiento de un nuevo mundo, porque la gente se ha parado a mirar con más detenimiento todo lo que la rodea, desde casa o en los contados paseos que podía realizar. Pero también ha visto como la naturaleza reconquistaba espacios de la que un día fue desterrada en nombre de la salubridad o de la estética.

Tanto confinamiento, sin embargo, ha provocado una paradoja: que el exterior se ha convertido refugio, donde hay aire limpio y respirable, donde uno se puede encontrar bien sin miedo al contagio. Y de pronto, la naturaleza se ha visto invadida, observada, valorada y mucha más gente que antes -aunque están los irreductibles- ha aprendido a respetarla. Es por ello que la organización propuso a los artistas participantes que siguieran el siguiente hilo: “Las cosas cercanas también pueden ser bellas y las tenemos al lado de casa, pero nos cuesta aprender a disfrutar de él sin dañarlas”.

Un total de 18 artistas han hecho 16 intervenciones en los términos municipales de Girona, Llagostera, Celrà y Cassà de la Selva. Akunzo, Alejandro López Vega, Andrés Siri, Azahara Cerezo, Beatriz Aísa, Clara Riera, Jordi González Castelló, Juli Sanjuan Palma, Louise Sudell, Lourdes Ral i Valentí Miquel, Lucía Loren, Maria Güell, Pep Ramis, Sergi Quiñonero, Teresa Abad i Xevi Bayona Camós han dejado su huella artística efímera en estas 16 localizaciones. Os proponemos hacer un recorrido para verlas todas, creemos que os sorprenderá.