Walter Bejamin, Portbou y una aventura inolvidable

En septiembre de 1940, el ensayista, crítico literario, traductor y filósofo alemán Walter Benjamin, de origen judío, llegó a Portbou huyendo de los nazis, con la idea de atravesar la península hasta Portugal, donde tenía previsto embarcar hacia América. En Portbou, Benjamin recibió la ayuda de Hans y Lisa Fittko, dos antinazis alemanes, pero finalmente las autoridades franquistas los capturaron y estaba previsto su regreso al estado francés. Benjamin no llegó a salir de Portbou, murió en circunstancias extrañas en su habitación del Hotel de Francia.

Este hecho histórico es el hilo vehicular de la experiencia Portbou 1940, una escape town, que sigue los parámetros de lo que podría ser una escape room, pero en este caso resolver el enigma supondrá que los participantes habrán encontrado la salida del pueblo de Portbou, no de una habitación como en el caso de una escape room. El objetivo del juego es que los participantes puedan huir del pueblo, acosado por diferentes cuerpos militares y policiales, por falangistas y nazis. Por el momento, esta actividad sólo está disponible los fines de semana del mes de enero.

La aventura que plantea Portbou 1940 comienza un día por la tarde y finaliza el día siguiente a mediodía. La organización ha previsto cena, alojamiento y desayuno sin tener que salir del juego y, mientras éste dure, los participantes deberán ir resolviendo enigmas y misterios que les permitan ir avanzando hasta llegar a cumplir la misión.

Una vista de Portbou. Foto: Portbou.cat

La organización solicita a los participantes la aceptación de las instrucciones y el relato que se ha dispuesto, a fin de llevar a buen puerto la experiencia. Mientras dure el juego, además, los participantes no podrán hacer uso de dispositivos móviles de comunicación (tablets o teléfonos), que habrán dejado en depósito al llegar a Portbou. De hecho, la llegada ya no es convencional porque, con el fin de adecuarse a las normas del juego, los participantes solo podrán llegar en tren, que es donde todo comienza, y se facilitan los horarios posibles de llegada a lo largo de la tarde del sábado. Como los participantes no dispondrán de transporte propio, es recomendable llevar calzado cómodo y ropa de abrigo. Os podéis apuntar en grupos de 2 a 6 personas ¿Aceptais el reto?

Imagen obertura: Platja Gran de Portbou. Foto: Arxiu PTCBG.